Home

ABRAN LOS OJOS

Por Julio Manrique, M.D.

 

 

El diario cumplimiento de las obligaciones professionals, sociales, personales no dan margen de formar conciencia de las normas existentes en el ejercicio de la medicina en los Estados Unidos. Esto sucede porque estas normas existentes en el ejercicio de la medicina en los Estados Unidos. Esto sucede porque estas normas pueden aparecer extrañas  a la manera como hemos sido programados a través de los años, o por la graduación en el exterior, o quizás por creer  uno de Buena fe que “eso no es conmigo”,

Hacen que nuestras mentes se demoren en aceptarlas, las minimicen y en ocasiones las olviden.

Medicare,Fraud and Abuse. Como todos sabemos Medicare ha sido victima de fraudes millonarios con un costo estimado de 100 billones  por calendario!!!! Este sistemas esta programado para pagar cuentas que si no son las correctas, no Habrá capital que aguante. Lo mismo esta hecho para pagar del dinero que tiene, pero si se abusa con la súper utilización, cada vez Habrá menos para dar, es decir se acabara con la gallina de los huevos de oro….Como consecuencia, la unidad antifraude esta buscando como agujas cualquier posibilidad de fraude y abuso; en el caso de ser culpable aconsejan no poner abogado porque estos no pueden arreglar nada. Las investigaciones las están haciendo también a la suerte y envuelve no solo “claims” falsos y asociaciones para compartir beneficios o incentives para obtener “referrals”, sino también el no cobro del “co-payment” de rutina o acomodación de fechas o diagnostico para obtener beneficio personal. Es posible que a cualquier error le den la presunción de fraude, abriendo la posibilidad de penas de orden civil y criminal, incluyendo la exclusión del programa.

Desde el año pasado el Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos y en FBI aumentaron 300 empleados para investigar Medicare y otras agencies de salud federal, fuera de que el Departamento de Justicia asignó otros 160 civiles como “criminal prosecutors” con el mismo propósito.

La moraleja es que para sobrevivir como proveedor de salud hay que tener cuentas claras y conducta intachable.

Professional Conduct. Desde 1992 la oficina del Estado de N.Y. ha sido reforzada con un cuerpo investigativo muy eficiente, que ventila toda clase de quejas que yo creía eran solo relacionadas al sexo, empobrecimiento mental  o adicción a  drogas. Pero sucede que también investigan cualquier queja de manejo inadecuado del paciente, sin tener en cuenta alegación de negligencia medico legal; es decir; solamente la parte técnica, sin que este aspecto lo cubra el seguro de negligencia. Esta oficina del estado tiene sus normas a seguir ya establecidas en el manejo de una queja y si el medico sale sin sanciones disciplinarias queda bien librado; y si fue por un pleito sin ir a la corte puede salir liberado de la duda de culpabilidad.

Pero si el medico lo encuentran culpable, viene la escalera de sanciones disciplinarias que pueden ir desde un llamado de atención, entrevistas y sanciones económicas, hasta perdida temporal o definitiva de la licencia para practicar.

A partir del 1 de Marzo de este ano, la “Medical liability Insurance Company”ofrece $25.000 dólares adicionales en sus pólizas para cubrir los costos de la defensa legal en caso de acción administrativa ante la oficina de Conducta Profesional medica del estado de Nueva York. Cada póliza es diferente. Una revisión de su póliza es necesaria para confirmar si le cubre por los costos de la defensa legal en casos de mala conducta professional.

Pay Roll.  Las oficinas profesionales tienen que cumplir lo mismo que cualquier otra identidad social, con las contribuciones de sus empleados al gobierno federal, al estado, al seguro social, a la compensación y al seguro de desempleo.

Osha Regulations. Entre las normas mas elementales a seguir están; el entrenamiento individual de todos los empleados, el libro de registro de las normas a seguir y los avisos mandatarios de riesgos de salud. Las medicinas inyectables una vez iniciadas deben marcarse con la fecha que se inicio y su vigencia es después de tres meses después de que se abrieron por primera vez. No se pueden guardar medicinas y alimentos en la misma nevera. Los empleados deben tener protección para la Hepatitis B e instrucciones escritas de precauciones en el lugar de trabajo. No se puede examinar un paciente sin guantes. Las blusas usadas no se deben guardar en la casa sino que se deben enviar a sitos autorizados de limpieza; lo mismo que las agujas y materiales contaminados con sangre, deben ser desechados en recipientes especiales y marcados con este propósito. Las entradas y salidas de las oficinas no deben tener obstáculos y debe haber avisos indicándolas. Las sanciones del Osha son inapelables y generalmente  cuantiosas,. Además, Osha no esta obligada por ley a informar o notificar de sus regulaciones recientes.

            Employment Practices  Liability.

“Unlawful Termination”, “Sexual Harassment” o “discrimination”, han sido motives de pleitos por presentes o antiguos empleados., desde que los “acts of Discrimination of 1967” y “Civil Rights Acts Disabilityof 1991” fueron aprobados, abriendo las puertas para cualquier queja, real o simplemente acusatoria, haciendo vulnerable a cualquier patrón de incalculables perdidas sino tiene una póliza de seguro que lo proteja.

Consent/Refusal. No se puede seguir practicando medicina sin un claro concepto de los temas legales y ni los mejores tratados pueden sustituir el consejo de un abogado. En todos los cursos de información medico legal se insiste en este tema particular por ser uno de mayor incidencia de pleitos a la profesión medica. Es critico que el consentimiento del tratamiento o la realización de un  procedimiento le quede bien claro al paciente, explicando los riesgos y las consecuencias, buenas o malas, pues de lo contrario el medico puede quedar expuesto a la alegación de que no hubo “informed consent”, lo cual es considerado como un acto ilegal  que el seguro de negligencia profesional no cubre. El consentimiento implica el conocimiento y entendimiento del tratamiento que el paciente permite y del cual puede desistir, en cuyo caso el medico debe dejar constancia de las circunstancias en que el paciente rehusó el tratamiento o el procedimiento.

Con estas líneas solo tengo la intención de recordarle a los colegas que para seguir saliendo bien librados, debemos mantenernos al día en estos temas y “abrir bien los ojos”

   

Noticias SAMSONY

Junio 1998  

 

Home